KEHILAT HA MASHIAJ

Congregacion Judio Mesianica

Parashah Vaieji

Parashah Vaieji

Página en construcción...



                  PARASHAH Nº 12  VAIEJÍ =Y vivió

 

 Lectura de la Torah: Bereshít / Génesis 47:28-50:26

Haftaráh: Melajim alef / 1 Reyes 2. 1-12

Brit ha Dasháh: Kefa alef / 1 Pedro 1: 1-9

 

Temas de la Parashah.

1. La Bendición de Ysrael a Efráyim y Menasheh

2. La Bendición  a las 12 tribus y a Yoshef.  Muerte de Yaakov y Yoshef

3. Encargos a Shelomoh y muerte de Dawid.

 

1. La Bendición de Yisrael a Efráyim y Menasheh

 

Viendo Yaakov que se acercaba el día de su muerte pide y hacer jurar a Yoshef que no lo entierre en Egipto, sino  que lo lleve a Kenaan, y bendice a su hijo amado y sus dos nietos, Menasheh (el primogénito) y Efráyim. “El-Shadday (Poderoso Omnipotente) que se me apareció en Luz me dijo: Te haré fértil y numeroso; te convertiré en una COMUNIDAD DE PUEBLOS, y le asignaré esta tierra a tu linaje venidero como POSESIÓN PERPETUAtus dos hijos…serán míos…” (Bereshit/Gen. 48: 3-5). Yisrael adoptó a sus nietos y les concedió los mismos privilegios que sus propios hijos. Cuando se designó a Lewí como tribu sacerdotal, y sin su patrimonio, aun había doce tribus. “Tráemelos para bendecirlos…Nunca esperaba volverte a ver, y ahora Elohim me ha permitido ver a tus hijos también.” (48: 10-11). Yoshef se postró y puso a Menasheh a la derecha y a Efráyim a la izquierda de Yaakov, pero él cruzó sus brazos poniendo su derecha sobre el menor y bendijo a Yoshef y sus hijos: “El ángel que me liberta de todo mal, bendiga a estos jóvenes; y se perpetuado en ellos mi nombre, y el nombre de mis padres Abraham e Yizjak, y multiplíquense en gran manera en medio de la tierra.” (48: 16), A pesar de la “corrección” de Yoshef, de poner su derecha sobre Menasheh, dice: “…También él vendrá a ser un pueblo; y será también engrandecido; pero su hermano menor será  más grande que él, y su descendencia formará multitud de naciones…En ti bendecirá Yisrael, diciendo: QUE ELOHIM TE HAGA COMO A EFRÁYIM Y MENASHEH.” (48: 19-20).  Por eso los padres bendicen a sus varones de este modo, como también lo recordamos cada inicio de shabat.  Y se vuelve a repetir la historia (aunque no siempre) donde el menor es más que el mayor y el mayor servirá al menor. “Los últimos serán los primeros y los primeros últimos”.  

 

Pero esto es el inicio de la historia  de la parashah anterior sobre los dos palos (Ez. 37: 16-17), que son la casa de Yehudá y la casa de Efrayim, Pero el corazón de ADONAI quiere que YISRAEL, las dos casas estén nuevamente juntas como al principio. Yo tengo otras ovejas que no son de este redil, a las cuales también tengo que traer” (Jn. 10:16). Las “otras ovejas” de Yeshúa son las 10 tribus de Efráyim que se fueron a las naciones y se volvieron paganas mezclándose entre las naciones y antes que venga el Mashíaj volverán a Casa y conformarán un solo palo con Yehuda. A ellos escribe el Sh’liaj/Apóstol Kefa: “A los expatriados DE LA DISPERSIÓN en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia, elegidos según la presciencia de Elohim Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Yeshúa haMashiaj” (1 Pe. 1:1-2). El Eterno nos hizo renacer para UNA ESPERANZA VIVA por la resurrección del Mashiaj, para una HERENCIA INCORRUPTIBLE... a los que SON GUARDADOS PARA ALCANZAR LA SALVACIÓN. “Aunque ahora por poco tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro…sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Yeshúa el Mesías.  A quien amáis sin haberle visto…obteniendo el fin de vuestra fe, que es LA SALVACIÓN DE VUESTRAS ALMAS.” (1 Pe. 1: 6-9).

 

Yaakov profetiza que el Eterno no los dejará en Egipto, sino que los llevará a la tierra de sus padres, y dice a Yoshef: “YO TE ASIGNO UN PORCIÓN MÁS QUE A TUS HERMANOS, que le arrebaté a los emoritas con mi espada y mi arco.” Según el Sefer haYassar, Yaakov y sus hijos no vivieron tan fácilmente en Kenaan; tuvieron que enfrentar heroicas batallas con increíbles victorias contra los pueblos kenaanitas, que al ver el poder superior protegiéndolos y dándoles victoria, los soportaron.

 

2. La Bendición  a las 12 tribus y a Yoshef.  Muerte de Yaakov y Yoshef

 

Llamó a sus otros hijos, diciendo: “Os decretaré lo que os ha de acontecer en los días venideros” (49: 1). Ojo, era una bendición que da a entender que es también una DECLARACION, una PROFECÍA de lo que sucederá con la persona. Cuidado con lo que confesamos o proclamamos. Los tres primeros, que debían llevar la bendición principal y la primogenitura, pasan a segundo o tercer lugar. Reuben, por deshonrar el lecho de su padre (aun con la concubina), Shimón y Lewí, por su furor asesino, serían esparcidos por todo Yisrael (pues Shimón recibió parcelas en medio de Yehudah y fue asimilado a él, y Lewi no recibió territorio). Es el cuarto hijo, Yahudáh, que al parecer recibe la mejor bendición (aparte de Yoshef que está en otro nivel). “Te alabarán tus hermanos, tu mano estará en la nuca de tus enemigos, los hijos de tu padre se postrarán ante ti. Yahudáh es un cachorro de león. De la caza, hijo mío has vivido. El acecha, agazapa como un león, como el rey de las bestias, ¿quién se atreve a despertarlo? El CETRO NO SE APARTARÁ DE YAHUDAH, NI LA VARA DE GOBERNANTE DE ENTRE SUS PIES; HASTA QUE VENGA SHILOH, y el homenaje de los pueblos será suyo…” (49: 8-10). Además la bendición para Yahudáh es tremenda! De él vino el gran pueblo Yehudí (judío), la tribu que llegó a ser más importante, y cuyo reino (del sur) dio los grandes reyes, así como permaneció más fiel a la Torah., y de cuya raíz vino también el Mashíaj. Esta tribu iba a ser la del “cetro”, el reinado, el gobierno, hasta que venga Mashiaj, que es el Rey de reyes, el “LEON DE LA TRIBU DE YEHUDÁ, la raiz de Dawid” (Ap. 5:5). “Hasta que venga Shiloh” (en heb.) se puede traducir “hasta que venga aquel a quien le pertenece el cetro. Vea Ez. 21: 26-27; Ap. 5:5. Yaakov declara el futuro de Zevulún y Yizzakhar sin muchos comentarios, pero a Dan dice: “Juzgará a su pueblo, como una de las tribus de Yisrael… será una serpiente a la vera del camino,…que le muerde los talones a los caballos, para que tumbe su jinete ¡Yo espero tu salvación, oh ADONAI! (50: 16-17). ¿Qué quiere decir esto? Dan significa “juzgó”, de la raiz heb. “din” juez. ¿Cómo juzgará a su pueblo? De los jueces, solo sabemos que el gran Shimshom (Sansón) era danita, La bendición de Moshé a dicha tribu decía. “es un cachorro de león, que salta desde Basan” (Deut. 33: 22). Fue tierra de idolatría cuando Yerovam puso allí uno de los dos santuarios falsos (1 Re. 12: 28-30). Todo lo que se dice de Dan suena a juez (gobernante), león (rey), serpiente (astuto y engañador, Satán, por lo cual muchos dicen que el anti-Mesías surgirá de Dan). Algunos echan de menos su nombre entre los 12 mil sellados del Apocalipsis, pero tampoco está Efráyim, y sí está Yoshef y Lewí. (Ap. 7: 4-8). Otros dicen que es un error del traductor. No nos apresuremos a emitir juicios, siendo que la “serpiente” es otro símbolo como el león, el asno, el lobo, en las otras tribus. Yaakov continúa con Gad, Asher y Naftalí sin mucha relevancia; y de pronto declara a Yoshef como “rama fructífera…junto a una fuente, cuyos vástagos se extienden sobre el muro. Le causaron amargura, le asaetearon y le aborrecieron los arqueros; mas su arco se mantuvo poderoso y los brazos de sus manos se fortalecieron por las manos del fuerte de Yaakov (por el nombre del Pastor, la Roca de Yisrael), por el Elohim de tu padre, el cual te ayudará, por el Elohim Omnipotente, el cual te bendecirá, con bendiciones de los cielos de arriba, con bendiciones del abismo que está abajo, con bendiciones de los pechos y el vientre. LAS BENDICIONES DE TU PADRE FUERON MAYORES QUE LAS BENDICIONES DE MIS PROGENITORIES; hasta el término de los collados eternos serán sobre la cabeza de Yoshef, y SOBRE LA CABERZA DEL QUE FUE APARTADO DE ENTRE SUS HERMANOS” (49: 22-26).  Es la gran figura del Mashíaj, que fue “separado” (heb. “Kadesh”= apartado de forma especial). Y la bendición sobre él traspasa hasta la eternidad, semejante a la Alabanza (Salmo) 45: “Por tanto, Elohim te ha bendecido para siempre… has amado la justicia y  aborrecido la maldad; por tanto, TE UNGIÓ ELOHIM, EL ELOHIM TUYO, CON OLEO DE ALEGRIA MAS QUE A TUS COMPAÑEROS.” (Tehilim/ Sal. 45: 2. 7). Finalmente Yaakov bendice a Binyamim.

 

Les recuerda sepultarlo junto a sus padres en Makhpelah, (Kenaan), donde estaban Abraham, Sarah, Yizjak, Rivqah y Leah. Muere a los 147 años (47: 28). Lo embalsaman (como a un notable) y lo velan por 40 días y los egipcios por 70 días. El Paróh permite llevarlo a Kenaan con un majestuoso cortejo fúnebre de carros y caballería.  Y volvieron Yoshef y sus hermanos a Egipto (50: 14). Si hubieran sabido lo que les sucedería a sus descendientes, se habrían quedado; pero quizá lo pensaron y algo sabían  de lo que pasaría.

 

La nota final de la historia dice que sus hermanos recurren a otra “mentirita piadosa” (no hay tales), por temor a que Yoshef  les  cobre todas, quien lloró oyéndolos que dizque “su padre” mandó que les perdone, pues él ya lo había hecho hace tiempo.  Nuevamente se postraron ante él, ofreciendo ser sus siervos. “No temáis, ¿acaso estoy yo en lugar de Elohim? (No hay que vengarse; hay que dejar que Elohim de el pago) Vosotros pensasteis  hacerme mal; mas Elohim lo encaminó a bien,… para MANATENER EN VIDA A MUCHO PUEBLO. No tengáis miedo; yo os sustentaré a vosotros y a vuestros hijos.” Así LOS CONSOLÓ, Y LES HABLÓ AL CORAZÓN (50: 19-21). Qué maravilloso corazón, y qué calidad de perdón y aún de servicio al agraviador, qué profundidad de fe, la práctica del Sermón del monte. Lo que Yeshúa vivió y enseñó. Vivió Yoshef 110 años y vio  a sus nietos y bisnietos, y profetizó que Elohim  visitaría a su pueblo y los llevaría a la tierra que juró a Abraham, Yizjak y Yaakov y allá llevarían sus huesos.

 

3. Encargos a Shelomoh y muerte de Dawid

 

En contraste con el corazón de Yoshef, figura del Mashíaj ben Yoshef, aparece Dawid, que en sus últimos días encarga a Shelomoh que no deje que Yoav (el fiel general de su ejército) y Shimí ben Guerá (que lo insultó y humilló) desciendan en paz a la tumba, que no los absuelva. El caso de Yoav, por derramar sangre de dos generales del ejército de Yisrael, en tiempo de paz.  Qué tremenda forma de hacer justicia, nada de favoritismo, aun al fiel servidor, que en algún momento, transgrede. Pero aconseja que  trate con benevolencia a los hijos de Barzilai, invitándoles a su mesa, porque le alimentaron cuando huía de Avshalom. (1 Re. 2: 5-9). Sin embargo este contraste es apenas aparente, pues lo que pasa es que Yoshef es símbolo del Mashíaj sufriente y bondadoso en su primera venida, que vino como el manso cordero. Pero Dawid es figura del Mashíaj Príncipe y justiciero que viene para juzgar y dar el pago a cada uno según sus obras. Que viene con vara de hierro y con la espada de su boca matará al impío.  Es el Meshiaj ben David en su segunda Venida. Dawid ordena a Shemoloh esforzarse y ser hombre: “Guarda los preceptos de ADONAI, tu Elohim, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de la manera que está escrito en la TORAH de Moshé, para que PROSPERES EN TODO LO QUE HAGAS Y EN TODO AQUELLO QUE EMPRENDAS.” (1 Re. 2: 2-3). Le recuerda que la promesa de Adonai fue condicional: “Si tus hijos guardaren mi camino, andando delante de mí con verdad, de todo su corazón y de toda su alma, jamás faltará a ti varón en el trono de Yisrael.” (v. v. 3-4). Es una postura militar de OBEDIENCIA. Como decían en el cuartel: ¡Subordinación y constancia! Pero esta vez, al Soberano y General de todo ser viviente, a ADONAI TZEVAOT (Mi Señor de los ejércitos).

 

¡Shabat Shalom!

 

Yehoshúa ben Tzadok

Sh’liaj de Yeshúa ha Mashiaj, ben Yoshef y ben David.